ISLA DE MARGARITA, LO MAS HERMOSO ANTES VISTO

ISLA MARGARITA…

Venezoleando

Visitar   la Isla de Margarita es llegar a un paraíso de contrastes naturales. Impresionantes sus hermosas playas de arena fina y aguas cristalinas con verdes montañas en el fondo.

Le encanta la amabilidad de su gente y la posibilidad de estar frente a las imágenes que se muestran en una misma imagen y una perfección perfecta de mar y el desierto.

Esta isla de 600.000 personas se mantiene firme en su intención de mostrar al mundo sus tesoros ocultos y quiere volver a brillar como el destino turístico por excelencia en Venezuela .

Y, a pesar de la crisis que vive el país vecino, que tiene la forma de lograrlo. No en vano se cansan los extranjeros siguen llegando todos los días, entre los colombianos, argentinos, chilenos y peruanos. Muchos de los hoteles han mejorado, al igual que los servicios de infraestructura y turísticos. Y los buenos anfitriones cuidan de que el huésped no falta de nada.

Isla de Margarita , cuenta con una superficie de casi 1.090 kilometros cuadrados, es la mayor de las tres islas que conforman el estado Nueva Esparta. Los otros dos son Coche y Cubagua.

La llegada a la isla esta situada por el Aeropuerto Internacional del Caribe, en la ciudad de Porlamar. Allí, un autobús recoge a los pasajeros y los transporta a la zona de alojamiento, a 35 minutos de distancia. Se trata de un complejo hotelero que ofrece propuestas de alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Todo, en el sector de Playa El Agua. Cada hotel tiene fácil acceso a alguna playa. Y, además, el sector cuenta con unos seis playas para los visitantes. Además, en toda la isla hay casi 30 playas calificadas para el disfrute de los viajeros. Las más famosas son  El Agua,El Humo,  Parguito, Manzanillo, El Tirano, Puerto Cruz, Pedro González, Caribe y La Galera.

santuario natural

Una de las mejores excursiones es la que visita el Parque Nacional Laguna de La Restinga, un sitio que puede ser explorado en pequeñas embarcaciones para cinco personas. Son 2.300 hectáreas de la biodiversidad, a unos 15 minutos del Aeropuerto Internacional Santiago Mariño Caribe.

Isla de Margarita

En medio de los mangles negros típicos del lugar se pueden observar aves de diferentes colores y tamaños, peces, cangrejos y pequeños nidos de estrellas de mar. El recorrido tiene una duración de 45 minutos y que cruzan los canales temáticos como el beso, el orgullo y el amor.

Esta laguna es el único lugar de la reproducción natural del loro Carapacean (o ñángaro), un ave endémica de la isla que anida en los mangles negros y está en peligro de extinción. También es posible encontrar la margariteña loro, declarada ave regional del estado de Nueva Esparta en el año 1990.

venezoleando

 

Al final de la visita de la laguna se puede comprar la típica empanada de cazón: un pez cartilaginoso con un cuerpo grande, perteneciente a la familia de los tiburones. Un manjar tradicional de origen margarite.

Un recorrido histórico

 

Para conocer el destino mejor, vale la pena hacer la excursión Isla Aventura, que no sólo le permite apreciar los paisajes: se trata de un viaje a través de la historia. El tour incluye una visita a La Asunción, capital de la isla, situada a 45 minutos de Porlamar hoteles. Allí, en la plaza principal, un monumento  de Simón Bolívar comparte el espacio con una de las heroínas más representativas de Venezuela : Luisa Cáceres de Arismendi. En esta visita también la basílica del Valle y el castillo de Santa Rosa son conocidos. Dos lugares que deslumbran con su arquitectura y con la historia que se esconde en sus paredes.

En La Asunción hay tiempo para visitar el centro de la artesanía local. Más tarde, a 25 minutos en coche, se llega a la ciudad de Juan Griego, donde se puede comprar y disfrutar de unas horas en la playa del Caribe. El día termina con la posibilidad de ver desde allí una magnífica puesta de sol.

venezoleando

Nadar con delfines

Este es uno de los planes más entretenidos de la isla. El parque de atracciones Waterland, que se encuentra a media hora de la industria hotelera, ha estado ofreciendo a los nadadores con delfines durante 19 años. Un plan para los viajeros de todas las edades.

 

Saltando en el agua es sólo el primer paso para encontrarse cara a cara con estos mamíferos, entrenados para compartir con los seres humanos. Puentes y tierna, tienen la capacidad de arrastrar a una persona atada a su aleta dorsal.

El mejor recuerdo de todos va a recibir el beso de un delfín, que con ternura se queda quieto para que su gesto de amor puede ser reembolsado.

Venezoleando

Loading...
Loading Facebook Comments ...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *